Errores de Praxis

Vivimos en una sociedad que nos ha enseñado a tenerle un profundo miedo a la palabra “error.” Desde pequeños nuestros errores tienen números, letras y frases célebres alrededor de ellos, coartando así nuestro proceso de aprendizaje a dos polos radicales: Acierto/Error, lo cual constantemente crea una carga innecesaria en nuestra psique, volviéndonos reacios al cambio cuando este es un proceso natural de la vida.

Esto lo que ha causado es comodidad y conformismo, un miedo profundo al cambio. Pero, ¿realmente el cambio es malo? ¡De ninguna manera!

Los cambios nos preparan para un mayor entendimiento de nuestra realidad quizás no futura pero bastante funcional para el presente; el reinventarse debe ser una constante de cada uno de nosotros tratando de permanecer siempre dentro de la misma esencia, permitiéndonos poder ser más introspectivos y analíticos con nosotros mismos, exponiendo nuestras fuerzas y debilidades al escrutinio interno, siendo más responsables como individuos y con los demás.

El mundo está cambiando, a veces más rápidamente de lo que podemos esperar y lo único que nos ha enseñado el mantenernos estáticos es que la velocidad en la que perecemos es proporcional a la resistencia que desarrollemos a lo inevitable.

Cierra los ojos, disfruta y abraza el cambio.

Imagen: Goddess of Glorious Mistakes, por Gillian Keller.
One Comment
Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *